4 mar. 2017

Las emociones después de vender su negocio


En el mundo de las empresas frecuentemente decisiones importantes deben tomarse, y en muchos casos hacerlo con oportunidad es un factor clave para que sean efectivas. Un propietario debe estar preparado para manejar las diferentes etapas de un negocio a lo largo de la vida de su empresa, desde que se inicia y durante su desarrollo, hasta su conclusión.

Cuando se va a iniciar, o si va a adquirir una empresa ya existente, debe tenerse muy claro cual es el objetivo de la misma, así como cual es su meta personal; desde el principio el propietario debe saber el resultado futuro que espera de ese negocio y definir sus propósitos a corto, mediano y largo plazo. Para muchos empresarios, el objetivo primario es que en algún momento se reconozca en su valor el mucho tiempo y trabajo duro que han invertido.

Sin duda alguna, el desarrollo de una empresa implica no solo la inversión de capital y la aceptación de riesgos, sino la habilidad para sortear problemas en busca del crecimiento, la estabilidad y consolidación de un plan de negocio.

En cierto momento, una decisión crucial que habrá de tomarse es definir cuándo debe aprovecharse la oportunidad de vender o traspasar la empresa y en qué términos debe hacerse. Esto siempre será un proceso difícil y tedioso por lo que implica, sin embargo, todo propietario debe estar preparado para ello.

Por lo general, el dueño de una empresa suele tener previsto este procedimiento y conocer las gestiones que ha de realizar, así como tener preparada la documentación y todo lo necesario, pero pocas veces se prepara emocionalmente para el "después" de que se haya concretado el evento.

Es importante considerar las emociones que vienen días, semanas o incluso meses después de que todo está dicho y hecho. Estos sentimientos podrían incluir, entre otros, la tristeza o una sensación de pérdida. Un empresario y articulista de negocios, Amy Rees Anderson,  en su artículo "La vida después de vender un negocio", describe estos sentimientos comparándolos con esa sensación que se experimenta al separarse de un hijo.

Muchos propietarios de negocios no necesariamente piensan acerca de la carga emocional que entraña la separación definitiva de su empresa, y por lo tanto, ellos no estarán preparados emocionalmente. Los dueños de negocios deben estar conscientes y listos para vivir estas diferentes emociones cuando ocurran y también saber qué hacer en este caso.

Un propietario debe tener un plan,  tener en mente cuáles serán los siguientes pasos para él y su familia. Este plan puede ayudar a darse a sí mismo una agenda para trabajar en aquello que ha tenido ganas de hacer y no ha podido porque le ha faltado tiempo, o quizás ya tiene en puerta una nueva idea de negocio; y si hay más personas involucradas, no debe dudar en tomar en cuenta también sus expectativa.

No deje demasiado espacio abierto preguntándose a sí mismo si tomó la decisión correcta o no. Lo hecho, hecho esta.

Un ex propietario también puede aminorar el impacto de las emociones que se van a derivar de la separación de su empresa con el apoyo de un profesional, pero siempre resultará más agradable hacerlo con el cariño de la familia y los amigos, incluso suele ser muy positivo contar con los compañeros de trabajo, o colegas que ya han vivido esta experiencia y especialmente entienden lo que se siente.

Un dueño anterior debe mirar hacia adelante, proyectarse hacia su futuro y decidir qué es lo que quiere hacer a continuación. Hay un gran mundo ahí afuera al cual puede incorporarse disfrutando de su nueva vida.

Hasta la próxima!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias anticipadas por su comentario.
Por favor, Ponga su nombre o seudónimo para poder darle continuidad a la conversación.
Seguiremos en contacto.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.